domingo, 22 de abril de 2012

Caso Dreyfus - espionaje y antisemitismo


Caso Dreyfus

Este artículo forma parte de la serie del
Caso Dreyfus
Degradation alfred dreyfus.jpg
Artículos de base
Documentos
La acusación (en francés)·
El bordereau (en francés) · J'accuse...!
Personalidades
Artículos relacionados
Categoría
El caso Dreyfus tuvo como origen un error judicial,1 2 sobre un trasfondo de espionaje y antisemitismo, en el que la víctima fue el capitán Alfred Dreyfus (1859-1935), de origen judío-alsaciano, y que durante doce años, de 1894 a 1906, conmocionó a la sociedad francesa de la época, marcando un hito en la historia del antisemitismo.
La revelación del escándalo en Yo acuso (J'accuse), un artículo deÉmile Zola en 1898, provocó una sucesión de crisis políticas y sociales inéditas en Francia que, en el momento de su apogeo en 1899, revelaron las fracturas profundas que subyacían en la Tercera República Francesa. Dividió profunda y duraderamente a los franceses en dos campos opuestos, los dreyfusards (partidarios de Dreyfus) y losantidreyfusards (opositores a Dreyfus). Reveló también la existencia en la sociedad francesa de un núcleo de violento nacionalismo yantisemitismo difundido por una prensa sumamente influyente. El caso se convirtió en símbolo moderno y universal de la iniquidad en nombre de la razón de Estado.

Resumen del Caso Dreyfus

A finales de 1894, el Capitán del Ejército Francés Alfred Dreyfus, un ingeniero politécnico de origen judío-alsaciano, fue acusado de haber entregado a los alemanes documentos secretos. Enjuiciado por un tribunal militar, fue condenado a prisión perpetua y desterrado en la Colonia penal de la Isla del Diablo situada a 11 km de la costa de la Guayana francesa (Sudamérica), por el delito de alta traición. En ese momento tanto la opinión pública como la clase política francesas adoptaron una posición abiertamente en contra de Dreyfus.
Convencida de la arbitrariedad de la condena, la familia del capitán, con su hermano Mathieu al frente, intentó probar su inocencia y para ello recurrieron a los servicios del periodista Bernard Lazare. Simultáneamente, el coronelGeorges Picquart, jefe del servicio de contraespionaje, comprobó, en marzo de 1896, que el verdadero traidor había sido el comandante Ferdinand Walsin Esterhazy. El Estado Mayor se negó, sin embargo, a reconsiderar su decisión y sacó a Picquart de Francia destinándolo al norte de África.
Con el fin de llamar la atención por la fragilidad de las pruebas contra Dreyfus, su familia logró entrevistarse en julio de 1897 con el presidente del SenadoAuguste Scheurer-Kestner. Tres meses después Scheurer-Kestner declaró que estaba convencido de que Dreyfus era inocente, y persuadió también de ello a Georges Clemenceau, por entonces un ex diputado y simple periodista. El mismo mes, Mathieu Dreyfus denunció a Esterházy ante elMinisterio de Guerra por el acto de traición que acarreó la condena de su hermano.
En enero de 1898, mientras el círculo de los partidarios de Dreyfus se ampliaba, sucedieron casi simultáneamente dos eventos de dimensión nacional:
Se había iniciado un proceso de escisión en dos de Francia que se prolongaría hasta fines del siglo XIX. Disturbiosantisemitas estallaron en más de veinte ciudades. Hubo varios muertos en Argel. La República se conmovió, algunos hasta la vieron en peligro, generando el convencimiento de que había que acabar con el Caso Dreyfus si se quería calmar la situación.
A pesar de las intrigas del ejército para evitar la revisión, en 1898 el Tribunal Supremo reabrió el caso y al año siguiente anuló la sentencia que condenó a Dreyfus, ordenando realizar un nuevo Consejo de Guerra, que se efectuó en Rennes ese mismo año. Contra todo pronóstico, Dreyfus fue condenado otra vez, ahora a diez años de trabajos forzados, aunque en este fallo el tribunal mencionó que existían «circunstancias atenuantes». Diez días después, agotado y con su salud quebrantada por cuatro largos años de prisión en condiciones inhumanas, Dreyfus aceptó el indulto que le concedió el presidente Émile Loubet.
En 1906 su inocencia fue reconocida oficialmente por la Corte de Casación a través de una sentencia que anuló el juicio de 1899, sin reenvío para realizar un nuevo juicio, y decidió la rehabilitación del Capitán Dreyfus, decisión inédita y única en la historia del derecho francés. Rehabilitado, el Capitán Dreyfus fue reintegrado al ejército con elrango de Comandante, participando luego en la Primera Guerra mundial. Falleció en 1935.
Las consecuencias del Caso Dreyfus fueron de gran importancia, impactando en todos los aspectos de la vida pública francesa: política (desde el éxito de la Tercera República, en la que el caso adquirió el estatus de mito,4hasta la renovación del nacionalismo), militar, religiosa (limitó la reforma del catolicismo francés y la integración republicana de los católicos), social (en su transcurso se creó la Liga Francesa para la defensa de los Derechos del Hombre y el Ciudadano), jurídica, los medios de comunicación, diplomática y cultural (el término "intelectual" fue acuñado precisamente durante el caso). El Affaire Dreyfus también tuvo un considerable impacto internacional, como el haber definido las ideas del padre del sionismoTheodor Herzl y haberlo impulsado a fundar laOrganización Sionista Mundial en 1897, así como las manifestaciones antisemitas en el seno de las comunidades judías de la Europa Central y Occidental.

[editar]1.1 Términos derivados

En francés se crearon tres palabras vinculadas con el caso, que a su vez no deben ser confundidas: dreyfusards,dreyfusiens y dreyfusistes.
  • Dreyfusards: son los primeros defensores de Dreyfus, los que lo apoyaron desde un principio, incondicionalmente.
  • Dreyfusistes: son quienes reflexionaron sobre las implicaciones profundas del caso y sostenían a partir del mismo la necesidad de realizar reformas políticas y sociales (algunos dreyfusards se hicieron luegodreyfusistes).
  • Dreyfusiens: aparecieron justo en diciembre de 1898, cuando el enfrentamiento entre dreyfusards (partidarios de Dreyfus) y antidreyfusards (opositores a Dreyfus) se volvió extremadamente agudo, llegando a comprometer la estabilidad de la República. Aunque consideraban injusta la situación de Alfred Dreyfus, su principal preocupación era calmar la situación para salvar al régimen republicano parlamentario de entonces. Promovían una conciliación entre las partes. El texto que los representó es El llamado a la unión (L'Appel à l'union) publicado el 23 de enero de 1899 en el periódico El Tiempo. Generalmente apoyando a Waldeck-Rousseauabogaban por una secularización de la sociedad francesa.

6.2 Nueva condena

Nueva condena para Alfred Dreyfus
El 9 de septiembre de 1899, el Tribunal dictó su veredicto: Dreyfus es nuevamente condenado culpable de traición, pero «con circunstancias atenuantes» (por 5 votos contra 2) a diez años de reclusión y a una nueva degradación. Contrariamente a las apariencias, este veredicto estuvo al borde de la absolución por un solo voto. El código de justicia militar preveía el principio de apoyo de la minoría a tres votos contra cuatro.213 Este veredicto absurdo tuvo,214 lo que parece, una confesión de culpabilidad de los miembros del Consejo de Guerra. Parecían no querer rechazar la decisión de 1894, y eran conscientes de que el expediente sólo se basaba en el viento. Pero se podría también interpretar esta decisión como un veredicto hábil, porque los jueces, cuidándose de sus pares como moderados angustiados por los riesgos de guerra civil, reconocían implícitamente la inocencia de Dreyfus (¿se puede traicionar con circunstancias atenuantes?).215
Al día siguiente del veredicto, Alfred Dreyfus, después de muchas dudas, presentó un recurso de revisión. Waldeck-Rousseau, en una posición difícil, abordó por primera vez la gracia presidencial. Para Dreyfus era aceptar la culpabilidad. Pero finalmente, alejado de los suyos desde hacía mucho tiempo, se vio forzado a aceptar. Se firmó el decreto el19 de septiembre y fue puesto en libertad el 21 de septiembre de 1899. Numerosos dreyfusards quedaron frustrados por este acto final. La opinión pública acogió esta conclusión de manera indiferente. Francia aspiraba a la paz civil y a la concordia en víspera de la Exposición Universal de 1900 y antes del gran combate que la República se preparaba a llevar para la libertad de asociaciones y la laicidad.
El coronel Jouaust, presidente del Consejo de Guerra, lee el veredicto de condena, en primera plana del semanario Le monde illustré.
Con esta perspectiva el 17 de noviembre de 1899, Waldeck-Rousseau proclamó una ley de amnistía cubriendo «todos los hechos criminales o delictivos conexos al Caso Dreyfus o una continuación relativa a uno de estos hechos». Los dreyfusards se insurgen, no podían aceptar que los verdaderos culpables queden absueltos de sus crímenes de estado, al mismo tiempo que Zolá y Picquart debieron pasar por un juicio. A pesar de inmensas protestas se aprobó la ley. No existía entonces ningún recurso posible para obtener que la inocencia de Dreyfus se reconozca; sería necesario en el futuro encontrar un nuevo hecho que pueda dar lugar a la revisión.

7 El largo camino hacia la rehabilitación - 1900-1906

Prefiriendo evitar un tercer proceso, el gobierno decidió indultar a Dreyfus. El decreto fue firmado por el presidente Loubet el 19 de septiembre de 1899, después de múltiples vacilaciones. Dreyfus no fue declarado inocente por eso. El proceso de rehabilitación sería terminado sólo seis años después, sin brillo ni pasión. Numerosas obras aparecieron durante ese período. Además de las memorias de Alfred Dreyfus,221 Reinach deja ver su Historia del Caso Dreyfus, y Jaurès publica Las Pruebas. En cuanto a Zola, escribe el tercero de sus Evangelios: Verdad. Incluso Esterházy saca provecho de la situación al relatar sus confidencias y vende varias versiones con diferentes textos de su testimonio al cónsulDesam de Francia.222

[editar]7.1 Muerte de Zola

El 29 de septiembre de 1902ZolaDesam, el iniciador del Caso, el primero de los intelectuales partidarios de Dreyfus, muere asfixiado por el humo de su chimenea. Su esposa, Alejandrina, se salva por poco.223 Hay conmoción en el clan de los dreyfusards.
Anatole France - que exigió que Dreyfus estuviera presente en las exequias, mientras que el prefecto de París encargado, de la policía prefirió su ausencia «para evitar disturbios» - lee su célebre discurso fúnebre al autor deJ'Accuse:
Los años 1904 y 1905 fueron dedicados a distintas fases judiciales ante el Tribunal de Casación. El tribunal emplea tres medios a la revisión:
  • demostración de la falsificación del telegrama de Panizzardi.
  • demostración del cambio de fecha de una de las cartas del juicio de 1894 (abril de 1895 cambiado para abril de 1894).
  • demostración del hecho de que Dreyfus no había eliminado el acta de la asignación de la artillería pesada para los ejércitos.
En lo que se refiere a la escritura de la Nota, el tribunal es particularmente severo contra Bertillon que «razonó mal acerca de los documentos falsos». El informe demuestra que la escritura es de Esterházy, lo que este último, por otra parte, reconoció. Por fin, el Tribunal demuestra por un análisis completo y sutil de la Nota la inanidad de esta construcción puramente intelectual, y una comisión de cuatro generales dirigida por un especialista de la artillería, el general Sebert, afirmó «que es muy improbable que un oficial de artillería haya podido escribir esta misiva».227
A la derecha, Alfred Dreyfus rehabilitado. En el centro, el capitán Targe, investigador y descubridor de numerosos fraudes
El 9 de marzo de 1905, el Fiscal General Baudouin realizó un informe de 800 páginas en el cual reclama la casación sin devolución y fustiga al ejército. Empieza una declinación de la competencia de la justicia militar que encontraría su conclusión recién en 1982.228 Fue necesario esperar al 12 de julio de 1906para que el Tribunal de Casación, con todas las cámaras reunidas, anule sin retorno la sentencia dictada en Rennes en 1899 y pronuncie «la sentencia de rehabilitación del capitán Dreyfus». Losantidreyfusards critican la rehabilitación duramente. Pero el objetivo es obviamente político: se trata de terminar y de volver la página definitivamente. Nada puede empezar la convicción de los adversarios de Dreyfus. Esta forma es pues la más directa y definitiva. Hay que señalar que lo que se anula es no solamente la sentencia de Rennes, sino toda la cadena de actos previos, a comenzar por el orden de puesta en juicio otorgado por el generalSaussier en 1894. El Tribunal se concentró solamente sobre los aspectos jurídicos y constató que Dreyfus no debe volver a un nuevo Consejo de Guerra por la simple razón de que nunca hubo motivos, ante la total ausencia de pruebas.
«Esperado, como último análisis, que, de la acusación llevada contra Dreyfus, nada permanece de pie; y que la anulación del juicio del Consejo de Guerra no deja subsistir nada que pueda a su cargo ser cualificado como crimen o delito; por lo tanto, por aplicación del apartado final del artículo 445 ninguna devolución debe pronunciarse.»

[editar]7.3 La injusticia militar229

Alfred Dreyfus en 1935, año de su fallecimiento.
Dreyfus es reintegrado parcialmente en el ejército con el rango de Jefe de Escuadrón (comandante), por la ley de 13 de julio de 1906. Sus cinco años de prisión no fueron tomados en cuenta para la restitución de su carrera, y no pudo pretender un grado de oficial general. Esta decisión rompe toda esperanza de una carrera digna antes de su detención en 1894. Es obligado a una dolorosa renuncia en junio de1907. Los jueces no podían poner final a la injusticia. El derecho y la igualdad fueron burlados una vez más.230 Dreyfus nunca pidió ningún tipo de indemnización al Estado, ni daños a nadie. La única cosa importante para él era el reconocimiento de su inocencia.231
El 4 de junio de 1908, con motivo de la transferencia de las cenizas de Emile Zola al Panteón de París, Alfred Dreyfus sufrió un atentado. Louis-Anthelme Grégori, periodista de extrema derecha, adjunto de Drumont, realiza dos disparos de revólver y Dreyfus fue levemente herido en el brazo. Se trataba, para la Acción Francesa, de perturbar al máximo la ceremonia destinada a «los dos traidores»: Zola y Dreyfus.232 Pero también de rehacer el juicio Dreyfus a través de un nuevo juicio, una venganza de alguna manera. El juicio de Assises de la Seine, donde Grégori fue absuelto, fue la última de una larga serie de faltas de conductas judiciales, es la oportunidad para nuevos disturbios antisemitas, que el gobierno reprime con liviandad.
Oficial de Reserva, Dreyfus participó en la guerra de 1914-1918 en la retaguardia en París, como jefe de artillería, y luego asignado a Chemin des Dames y Verdún. Acabó su carrera militar con el rango de Coronel.233 Murió el 12 de julio de 1935 a la edad de setenta y seis años en la indiferencia general. El coronel Picquart fue también oficialmente rehabilitado y reintegrado en el ejército con el rango de general de brigada. Incluso fue nombrado Ministro de Guerra en 1906 durante el gobierno de Clemenceau hasta 1909. Murió en 1914 de un accidente de caballo.234

No hay comentarios:

Purple Spinning Frozen SnowflakeMulticursor - Working In Background